Quienes somos

Betel, significa “Casa de Dios” y es uno de los ministerios de la WEC.

Somos un ministerio cristiano internacional distinto, dedicado a armonizar la vida de la iglesia y la comunidad, creando negocios benéficos, para restaurar la vida de personas necesitadas, personas con dependencias a drogas o el alcohol, así como la de sus familias, llevándolos a la productividad e independencia.

Ofrecemos residencias gratuitas para más de 2.300 hombres y mujeres en 100 ciudades en más de 20 países en Europa, Asia, América del Norte, América del Sur, África y Australia.

En Betel, hacemos hincapié en la restauración de la persona a través del Evangelio. Nuestras residencias son gratuitas y en ellas no se permite fumar,  ni beber o consumir drogas. Estamos dedicados a ofrecer esperanza y amor a los hombres y mujeres más necesitados de nuestra sociedad, sin coste alguno para sus familias o el gobierno.